Someten mujer hizo hijas menores narco vendedoras

08 de Marzo 2010.

Santo Domingo.- Dos niñas de 9 y 11 años de edad fueron detenidas cuando vendían marihuana en una zona marginal del Ensanche Quisqueya, en esta capital, narcótico que le fue proporcionado por su madre embarazada, una mujer que ha sido detenida y sometida ocho veces por cargos de narcotráfico, lo mismo que algunos de sus hermanos.

El arresto de las menores se produjo en el Callejón 213, parte atrás, y las mismas son integrantes de una red compuesta por los miembros de una familia conocida como Los Tontón Simeón, a quienes la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y la Policía apresan con frecuencia, pero luego obtienen su libertad.

Las menores, que no son identificadas por razones legales, tenían 130 porciones de marihuana dentro de una funda plástica y estaban paradas en un lugar al que acudían los interesados en comprar el alucinógeno, de acuerdo a un informe dado a conocer por el portavoz de la agencia antidrogas, Roberto Lebrón, remitido a las oficinas de ALMOMENTO.NET.

Las menores son hijas de Elena Tontón Simeón, una reconocida distribuidora de drogas del citado sector que tiene ocho fichas en la DNCD , y sobrina de Jacqueline y Yoselín Tontón Simeón, las que junto a su hermano Johnny, alias El Chulo, han estado presos en más de diez ocasiones.

Indicó que la madre de ambos menores tiene un embarazo avanzado y de alto riesgo, por lo que utilizaba a las niñas para vender cocaína y marihuana.

Hace poco más de dos años que esa misma mujer fue apresada vendiendo droga, junto a un menor hermano suyo, ocasión en la que, también, estaba embarazada. 

Lebrón lamentó que se tenga que ofrecer informaciones de esta naturaleza, pero aclaró que la DNCD cumple su responsabilidad, pero desafortunadamente esa gente logra volver a la calle tras ser liberados.

“Lo deplorable es que estos irresponsables utilizan sus hijos para iniciarlos en esta perniciosa actividad”, agregó.

Las menores tenían, además de la droga, un teléfono móvil, lo que implica que utilizaban ese aparato para comunicarse con sus clientes. La DNCD decidió entregar las menores al Consejo Nacional Para la Niñez (CONANI), a los fines de que reciban la protección correspondiente en ese organismo oficial.

Había sido apresada el 16 de julio de 2001 y liberada, así como el 5 de marzo de 2003, el 28 de junio de 2003, el 23 de septiembre de 2003, el 3 de mayo de 3003, el 23 de septiembre de 2003, el 5 de marzo de 2004, el 3 de junio de 2004, el 3 de mayo de 2007 y el 2 de septiembre de 2008, de acuerdo al vocero.

Cuando se producen hechos de esa naturaleza, “los que la DNCD lamenta profundamente, de inmediato entra en contacto con los organismos correspondientes para que los menores reciban la protección” de lugar.